Último Número 1 Vol. 10 2019 - Número monográfico: Psicología y Salud


Actualidad: Reseña sobre película
Latest News
Reseña sobre la película “Wonder” (2017) de Stephen Chbosky

Patricia Ruz

Práctica pirvada, España


Páginas e6, 1-3

DOI https://doi.org/10.5093/cc2019a3

PDF 1989_9912_cc_10_1_e6.pdf

Contenido

FICHA TÉCNICA1

Título original: Wonder

Año: 2017

Duración: 113 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Stephen Chbosky

Guión: Stephen Chbosky, Steve Conrad, Jack Thorne (sobre la novela de R. J. Palacio)

Reparto: Julia Roberts, Owen Wilson, Jacob Tremblay, Mandy Patinkin, Izabela Vidovic, Daveed Diggs, Millie Davis

Música: Marcelo Zarvos

Dirección de fotografía: Don Burgess

Montaje: Mark Livolsi

Producción: David Hoberman, Todd Lieberman

Productora: Lionsgate, Mandeville Films, Participant Media, Walden Media

SINOPSIS

Tras diez años de operaciones y de largos periodos de recuperación en su casa, Auggie Pulman, que nació con una grave malformación facial, tiene ahora que enfrentarse a un reto igual de difícil que sobrevivir: asistir por primera vez a un colegio e iniciar secundaria.

La película

Julia Roberts, Owens Wilson, el niño Jacob Tremblay y Mandy Patindin protagonizan este drama basado en la novela bestseller La Lección de August (Wonder, en versión original) de R. J. Palacio, autora neoyorquina de origen colombiano. Según la escritora, todos los padres quieren un mundo mejor para sus hijos, pero a veces olvidamos que son las cosas más sencillas las que sirven para crearlo, por eso basa su libro en la amabilidad hacia el otro.

La película es dirigida por Spehen Chbosky, director de películas como Las ventanas de ser un marginado (2012) y Las cuatro esquinas de ninguna parte (1995).

La cinta fue nominada a mejor maquillaje y peluquería en los premios Bafta y los Oscar en 2018, aunque finalmente no se llevó ninguna estatuilla.

Del drama a la ternura

Reconozco que, al principio, era reticente a ver la película, me adelanté y pensé que iba a ser una película difícil, dura y dramática que hablaría sobre el dolor de un niño y su familia, pero reconozco que según avanzaba la cinta, fui sonriendo cada vez más y a pesar de las lágrimas (que también las hubo) se solaparon con sentimientos de esperanza, bondad y amor.

Aunque a priori parezca una historia centrada en la enfermedad, es una película basada en el vitalismo, en las ganas de superación, en la lucha en momentos difíciles de la vida, en la amabilidad, en la confianza en las personas así como en la humanidad de las mismas. El filme también habla de acoso escolar y de cómo los compañeros de clase pueden ayudar a superarlo, habla de los prejuicios de las personas hacia lo desconocido y diferente pero, sobre todo, trata de la importancia del apoyo de la familia, la incondicionalidad y de cómo los vínculos familiares pueden dar estructura, afecto, así como una fuerte y sólida base a un niño que tiene que enfrentarse a situaciones realmente difíciles.

Si tuviera que definir esta película en una emoción, para mí sería la ternura, expresada constantemente de una madre hacia su hijo, de una hermana hacia Auggie, de un amigo hacia a otro… es la emoción que despierta de forma constante, porque la ternura es algo que damos y recibimos de otros y no podemos dárnosla a nosotros mismos.

Personajes

La trama de la película se desarrolla a través de las historias de cada uno de los personajes. Según avanza la película, ellos mismos van contando su historia, sus sentimientos, la visión sobre la enfermedad, las renuncias propias ante la enfermedad o las vivencias que les van ocurriendo a lo largo de la cinta. Gracias a ello podemos acercarnos al mundo que viven cada uno de los personajes.

Auggie

Es un niño de diez años, inteligente, divertido, apasionado de las ciencias y algo más maduro para su edad, que le gusta montar en bici, Star Wars y jugar a la consola como a cualquier niño de su edad.

Sufre una enfermedad llamada disostosis mandibulofacial, conocida como Síndrome de Treacher Collins, que le produce una deformación facial y como consecuencia de múltiples operaciones muestra numerosas cicatrices en su rostro.

El protagonista habla sobre cómo se siente cuando le presentan a niños de su edad, cuando ven su cara, según relata, “a los niños no se les da bien fingir, por eso yo miro al suelo“ como un mecanismo que le protege de ver cara de niños sorprendidos o asustados. Gracias a eso, él aprende a través de sus zapatos a conocer cosas sobre las personas.

Auggie tiene una relación especial con su “casco sideral”, para él es la guarida del astronauta y busca muchas veces un refugio ante las miradas indiscretas, crueles e impertinentes de los niños. A veces, también le gusta imaginarse que va disfrazado de astronauta por el colegio, como mecanismo de evasión de la realidad en momentos duros.

Gracias a Jack Will aprenderá a conocer la amistad y el dolor que a veces provocan las relaciones y demostrará a su entorno que no puedes pasar desapercibido cuando has nacido para destacar.

Via

“Auggie es el sol, mis padres y yo somos los planetas que giran alrededor del sol, y ya estoy acostumbrada al funcionamiento de este universo”, así expresa el funcionamiento familiar que vive en su casa.

En esta parte de la película, nos acercamos al mundo de Via, la hermana mayor de Auggie. En su historia, se refleja cómo se siente ante la enfermedad de su hermano y como casi todo lo que ella vive en su adolescencia pasa a un segundo plano ante su familia. Estos colocan casi toda su energía en la adaptación del colegio del pequeño. Pero a su vez, esta adolescente también tiene su propio sufrimiento, también siente decepción y dolor ante el distanciamiento y la pérdida de su mejor amiga en el instituto. Por suerte, también experimentará nuevas sensaciones de amor ante el chico que la hará recuperar su sonrisa, y la ayudará a vivir, a través del teatro, el protagonismo de ser la actriz principal por primera vez en una obra de teatro.

Una frase conmovedora que define la vivencia de Via con respecto a la enfermedad de su hermano, puede acercarnos a su vivencia: “Mi peor día, mi peor caída, mi peor dolor de cabeza, mi peor moratón, mi peor calambre, lo peor que le pueda ocurrir a alguien, nunca ha sido nada comparado con lo que ha tenido que pasar August “.

Miranda

Es otro personaje en que profundiza la película y es la amiga de la infancia de Via, que tras sufrir problemas familiares, pone distancia de su amiga íntima. La familia de Via siempre ha arropado a Miranda, pero tras la separación de sus padres, no encuentra su lugar en ningún lado. Al principio, no se entiende muy bien ese distanciamiento, pero más tarde se descubre el porqué de esa ruptura. Finalmente, el valor de la amistad, una vez más será el protagonista de la película.

El acoso escolar

Por desgracia, el acoso escolar es el asunto más doloroso que se refleja en la película. La actitud de la familia del niño acosador ayuda a entender los valores que se reflejan en determinados contextos familiares; por suerte la actitud del colegio es activa, colaboradora y protectora ante el menor acosado. Gracias a eso y a la actitud de compañeros de la escuela, Auggie puede revertir esa situación vivida en el colegio, superándola e integrándose como uno más en la escuela.

Para terminar esta reseña, comparto con vosotros un precepto que señalan en la película y que refleja la moraleja de la misma: “Cuando puedas elegir entre tener razón y ser amable, sé amable porque todo el mundo libra una dura batalla, y si de verdad quieres ver como es la gente, no tienes más que mirar”.


Correspondencia

Para citar este artículo: Ruz, P. (2019). Reseña sobre la película “Wonder” (2017) de Stephen Chbosky. Clínica Contemporánea, 10, Avance online. https://doi.org/10.5093/cc2019a3