Último Número 2 Vol. 11 2020


Recensión del libro
Book Review
PDM-2 (Manual Diagnóstico Psicodinámico 2ªEdición)

Carolina García Togneri

Páginas e15, 1-2

DOI https://doi.org/10.5093/cc2020a12

Contenido

El diagnóstico es una fase del proceso de la evaluación psicológica dónde se determina si el paciente cumple unos criterios previamente establecidos de manera arbitraria entre un conjunto de profesionales. El objetivo de la clasificación es el de procurar la máxima información con el mínimo esfuerzo y su utilidad, es la de establecer una comunicación eficaz entre profesionales y servir como guía a la hora de empezar a llevar a cabo la planificación de un tratamiento. Cabe mencionar también su papel a la hora de destinar fondos monetarios a un proyecto u otro, los criterios de incidencia y prevalencia suelen ser usados para este propósito. El Manual Diagnóstico Psicodinámico 2ª edición (PDM-2) de Lingiardi y McWilliams, apuesta por un criterio de clasificación dimensional, sin renegar del categorial e invitando a hacer una integración de ambas posturas. La idea es la de poder complementar a manuales diagnósticos como el DSM o la CIE y poder integrar el conocimiento ideográfico y cualitativo con el nomotético y cuantitativo. Con el uso de este manual se pretende no solo realizar una clasificación de la persona, sino tener una comprensión profunda, entender cómo son sus patrones emocionales, cognitivos y sociales y su funcionamiento global. Según sus autores este manual no sería una taxonomía de trastornos, sino una taxonomía de personas.

El manual está estructurado en tres partes independientes. La primera parte clasifica los trastornos mentales de la edad adulta y la segunda los relacionados con la infancia y adolescencia. Cada una está dividida a su vez en tres ejes, dotando al manual de una estructura multiaxial:

  • Eje P: Síndromes de personalidad. Se realiza una clasificación de los patrones y trastornos de la personalidad. Se entiende la personalidad como una manera estable de comportarse, pensar, sentir y relacionarse. Se valorará la posición de la persona en un continuo que va desde un funcionamiento más sano a uno con más dificultades, atendiendo a tres niveles de organización: sano, neurótico y borderline.
  • Eje M: Perfil del funcionamiento mental. Consiste en una descripción de la manera de ver el mundo y de procesar la información, es clave para una comprensión más individualizada y profunda de la persona que se tiene delante. Está compuesto por nueve categorías (cada una será valorada dentro de un continuo): Capacidad de regulación, atención y aprendizaje; Capacidad de relacionarse y de intimidad; Calidad de la experiencia interna; Experiencia, expresión y comunicación de las emociones; Patrones y capacidades defensivas; Capacidad de formar representaciones internas; Capacidad de diferenciación y de integración; Capacidad de auto-observación; Capacidad de construir o usar estándares internos e ideales.
  • Eje S: Patrones sintomáticos (la experiencia subjetiva). En este apartado se describen los síntomas de los trastornos correspondientes al DSM-IV, subrayando la experiencia subjetiva y la relación que tiene el propio paciente con sus síntomas.

Es importante la separación entre edad adulta e infanto-juvenil porque aporta una dimensión evolutiva y la comprensión de las diferencias cualitativas que existen entre los diversos momentos del desarrollo, olvidadas en el DSM-5. Es una novedad también con respecto a la edición anterior (PDM, 2006) la incorporación de otras nuevas etapas evolutivas a tener en cuenta: la infancia temprana y la tercera edad.

La tercera parte del manual consiste en la descripción de las bases conceptuales y científicas del sistema de clasificación.

Hasta ahora la tradición psicodinámica ha sido bastante escéptica con respecto a la adherencia a esta nueva corriente en Psicología que reclama una empirización de la profesión. Los instrumentos que teníamos a disposición a este propósito casi obligaban a elegir entre cantidad y calidad de la información. Éste instrumento se propone como una alternativa e invita a compartir maneras e ideas. Quizás este nuevo planteamiento invite al psicoanálisis a unirse a la investigación y aportar un punto de vista, más completo, complejo y profundo de las personas.

Para mí fue una gran sorpresa descubrir que este manual no estaba traducido al español y creo que puede beneficiar mucho a la práctica clínica y a la concepción de diagnóstico que se tiene hoy en día, enriqueciéndolo y dotándolo de complejidad y perspectiva dentro de unos parámetros de sistematización y orden. Este Manual Diagnóstico es una novedad conciliadora, un puente para la comunicación entre diversas posturas y paradigmas de la Psicología que a fin de cuentas buscan el mismo objetivo: entender a las personas y acompañarlas en su proceso de crecimiento.


Leer recensión

Leer recensión en epub


Correspondencia

Para citar este artículo: Togneri, C. G. (2020). PDM-2 (Manual Diagnóstico Psicodinámico 2ªEdición). Clínica Contemporánea, 11(2), Artículo e15. https://doi.org/10.5093/cc2020a12

Carolina García Togneri (email de contacto: caroltogneri@gmail.com).